Imprimir

UGT quiere manifestar la fragilidad del  empleo en nuestro país.

Los datos del mes de agosto son el preludio del fin de la campaña veraniega y pone al descubierto las deficiencias del modelo productivo de nuestro país.

Por un lado, la precariedad se extiende en todos los sectores, predominando los contratos temporales, a tiempo parcial y salarios bajos, por otro lado se reduce la tasa de cobertura por desempleo.

En nuestra ciudad la precariedad laboral ha alcanzado casi el 92% en los contratos realizados en agosto, lo que evidencia la dificultad del mercado de trabajo, solo hay un 32% de desempleados que perciben algún tipo de ayuda de las 11.552 personas que están inscritas en las oficinas del paro y solo el 8% están percibiendo el derecho generado, lo cual nos indica que el paro de larga duración es totalmente estructural, dato muy desfavorable a nuestro entender.

Desde la UGT entendemos que la Reforma Laboral solo se hizo para despedir a personas y que por consiguiente debe de ser derogada ya.

Que el Gobierno debe de poner en marcha las reformas necesarias para acabar con las políticas de austeridad que nos hace cada día más pobres a los trabajadores. Las 20 medidas que se han propuesto desde los sindicatos, a todas las formaciones políticas,  deben de ponerse en marcha ya, en nuestro país.